Home » Quién somos »

Nuesta historia

La Lechería Social “La Famigliare” se fundó en 1949, cuando algunos socios de una lechería preexistente decidieron construir una empresa nueva y más moderna, adecuada a las condiciones de producción requeridas por el mercado.
El verdadero inicio fue solamente en 1955 por causa de dificultaded iniciales.
El año siguiente se alcanza la plena producción con más de cincuenta socios y solamente cinco años después se necesitó redoblar la dimensión del edificio para acojer nuevos socios provenientes de lecherías vecinas.
Hasta 1985 son labrados aproximadamente 10.700 quintales de leche, que corresponden a circa 1800 formas al año.
Desde el año siguiente empieza un decenio de fusiones: se absorben las lecherías de Lemizzone y de Budrio de Correggio (1989), de San Michele de la Fossa di Bagnolo (1994), L’Osteriola de Rio Saliceto (1997) y San Martino Piccolo de Correggio (1999); se incorporan a la lechería también la mayoría de los socios de las lecherías de Fazzano (1986), Fosdondo (1987) y “Il Correggio” (1991).
En estos años se desarrollan mejorías técnicas para labrar más leche: las calderas se aumentan de siete a catorce, se introduce un nuevo sistema para transporta la leche desde las tinas, se realizan un nuevo saladero para seiscientos formas y un almacén para contener cuatro mil formas y se compra una máquina para purificar el queso.
En 1989 se apodera del papel de quesero el señor Graziano Subazzoli que sigue cubriendo esta posición hasta hoy.
Al principio de los 2000, el número de las calderas crece a diecisiete y se introduce un laboratorio para labrar los quesos frescos: esta es para nosotros una innovación fundamental porque nuestra gama de productos se enriquece con otros productos típicos: “caciotta”, “ricotta”, queso fundido, yogur y “panna cotta”.
En 1999 se abre el primer punto de venta al exterior de la quesera, en la ciudad de Carpi, en provincia de Modena, y se añade otro en 2002 en el espacio de la ex lechería “Zappiano”.
En 2006 se inaugura el tercer punto de venta en Campogalliano, en el centro del pueblo, orientado sobre todo hacia los habitantes del pueblo, a diferencia de los otros tres que se sitúan en calles transitadas.
Nuestra empresa siempre tuvo una administración parca y es testimonio de eso el hecho que en 1985 en Correggio habían trece lecherías, un decenio después cuatro y a día de hoy quedan solamente dos.