PARMIGIANO REGGIANO

El Parmigiano Reggiano, para ser definido así, necesita al menos 12 meses de maduración.
En nuestra lechería, según el momento de maduración, diferenciamos tres niveles de maduración:

CURADO

El Parmigiano Reggiano madura al menos 12 meses.
Tiene un sabor muy delicado y por eso se saborea prevalentemente como queso de mesa.

VIEJO

El Parmigiano Reggiano madura al menos 24 meses.
Se presenta al mismo tiempo friable y granuloso, dulce y sabroso.
Es ideal tanto como queso de mesa como queso rallado para enriquecer a distintos platos: primeros platos, arroz, sopas, verduras y ensaladas frescas.

AÑEJO

El Parmigiano Reggiano madura al menos 36 meses.
Respecto a la maduración de más de 24 meses, ese queso tiene un sabor extremadamente más fuerte y seco.
Se puede comer tanto como queso de mesa como queso rallado, no solamente para enriquecer a los platos, sino también como ingrediente de la pasta rellena.
El Parmigiano Reggiano en este nivel de maduración no contiene lactosa, y por eso es ideal para niños, ancianos y personas intolerantes a la leche.

Para ayudar al cliente a reconocer los niveles de maduración, aplicamos sobre la confección sellos de colores distintos.

Calidad certificada

Cada quesera tiene un número distintivo sobre sus formas; nuestra matrícula de la quesera es 453.

Lee mas »

Cómo producimos

El Parmigiano Reggiano se produce con leche para Parmigiano Reggiano, es decir producida en las provincias de Parma, Modena, Reggio Emilia, Bologna (a la izquierda del río Reno) y Mantova (a la derecha del río Po), parcialmente descremada.Para obtenerlo recogemos la leche de nuestros socios dos veces al día

Lee mas »

Galería y vídeo


Ver más »