RICOTTA


Ricotta de leche de vaca.
Para producirla se utiliza el suero que queda en la caldera durante la producción del Parmigiano Reggiano cuando la forma es quitada.
El suero se calienta y se añade un acidificante (que puede ser vinagre, limón o suero injerto) que hace aflorar la Ricotta.
Esta se pone dentro de apropiados contenidores, en los que se seca.